Las marcas me tiran los tejos, pero luego no me invitan a salir

¿Qué nos motiva a eligir una marca para toda la vida? Las necesidades. Clasificarlas es todo un debate, semejante al que se crea entorno al Barça vs Real Madrid cuando la liga depende de un partido. Malow defiende una pirámide dónde se ordenan por importancia. Mientras que en el otro bando se encuentra, Manfred Max-Neef, que defiende que las necesidades son las mismas siempre y para todos dónde la diferencia se halla en los “sactifactores”.

El marketing entra en juego en este sentido, es importante que haya gran variedad de productos en el mercado para poder ofrecer una gran gama de “satisfactores” que nos permitan elegir.

Si bien es cierto todos compartimos la necesidad de comunicar, pero es preciso creatividad para abordar un mercado como es éste, que abarca desde las tablet hasta los móviles 3G. Pero ¿cómo conseguir que se fijen en nuestra marca? ¿Cómo se llega a  lovemarks?

Para conseguir la lealtad de los consumidores, la marca debe ser fiel y coherente con lo que vende, siendo extensible a la filosofía de la marca (RSC). Es importante saber qué quiere nuestro público, cuál es su necesidad y cómo debe ser su satisfactor. Es decir, ¿Qué buscamos como consumidores?

En mi opinión, la clave se halla en que las relaciones se cuiden después de “esa primera cita” que es la compra inicial. Tratar bien a los compradores nuevos y, sin embargo, “pasar” de los que ya son fieles, deriva en una guerra de ligones, “chulos-discos” que al final no llegan al matrimonio. No se trata de salir con muchos consumidores, se trata de conseguir relaciones a largo plazo, y para ello es básico que confíen en nuestra marca,  que ni se planteen salir con otras.

Para poder conquistar a nuestro público debemos ofrecer experiencias únicas y mantener un diálogo abierto con ellos. Si les invitamos a ir a un concierto de los cuarenta principales en Callao, están viviendo con nosotros y estaremos posicionados en su memoria como un día memorable. No podemos pretender decir a nuestros consumidores qué quieren sin abrir un canal de comunicación para que ellos también contribuyan. Las redes sociales me parecen una gran solución. Un comunnity manager, es el elemento clave de unión entre la marca y los consumidores, haciendo de vía de comunicación.

Cuando nos gusta un chic@, lo normal es buscar referencias, preguntando a conocidos comunes. En este sentido hacemos lo mismo cuando nos vamos de viaje o vamos a realizar compras como: coches, cámaras, etc. Por cual, es importante saber que se está diciendo de nuestra marca en los foros y crear una web donde nosotros podamos controlar este flujo.

Saber qué sienten nuestros consumidores, cuándo se activan las emociones al consumir nuestro producto, saber cuál es la proyección psicológica, es saber qué recuerdos evoca en ellos. Es decir, si gustamos a primera vista y después de la experiencia.

Las marcas, por otro lado, son la extensión de nuestra personalidad, consumir productos ecológicos, productos de Apple o Cola Cao es una forma de vida, el qué dirán de nosotros, se basa en una gran parte en qué consumimos. Por eso, es necesario que seamos coherentes desde las marcas con lo que hacemos, y en consecuencia, con lo que proyectamos, debemos ser un satisfactor para nuestros clientes para llegar a enamorarles y fidelizarles.

by Ana López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s